Noticia


 
04-03-2010
 
 
Problema lo tenían 27 comunas de la RM
 

SEREMI DE SALUD METROPOLITANO INFORMÓ QUE SE REGULARIZÓ EL SERVICIO DE TRANSFERENCIA DE RESIDUOS SÓLIDOS
 


El presidente y vicepresidente de la Comisión de Salud de la ACHM, Alcalde de Lo Prado, Gonzalo Navarrete y alcalde de Conchalí, Rubén Malvoa, respectivamente, además del vicepresidente de la Comisión de Educación, alcalde de Pudahuel, Johnny Carrasco, y la diputada Carla Rubilar de la Comisión de Salud de la Cámara se reunierón con el Seremi de Salud, doctor Roberto Belmar para abordar el tema de el retiro de residuos domiciliarios.

(Manejo de Alimentos en situación de Emergencias)

(Instructivo Aguas)

(Recomendaciones manejo de residuos)

(Recomendaciones control de vectores)

(Noticia en Terra)
(Noticia en Radio Cooperativa)



En la reunión se informó que se regularizó el servicio de la estación de transferencia de residuos de Quilicura de la empresa KDM, entidad encargada de la disposición de residuos domiciliarios de 27 comunas de la Región Metropolitana, permitiendo así el traslado de basura acumulada.

La Autoridad Sanitaria Metropolitana destacó que el sistema de trabajo de KDM había presentado cierto retraso en el traslado de los residuos domiciliarios. Agregó que “KDM no estaba transportando basura con la regularidad habitual debido a que el tren no pudo circular por problemas ocasionados por el terremoto. Inmediatamente después de ocurrido el suceso, la Seremi de Salud inició intensas gestiones para normalizar la situación y, con ello, evitar una crisis sanitaria, con lo que se pudo activar a las 2 de la mañana de hoy, 4 de marzo, el servicio”.

Asimismo, el doctor Belmar señaló que la labor realizada por nuestra institución se ha centrado en precaver la calidad del agua, de los alimentos y en minimizar la situación de riesgo de la población. “El gran aliado, en estos momentos, es la ciudadanía misma que nos debe ayudar a enfrentar la actual situación”, indicó.

Asimismo, precisó que la Seremi de Salud RM inició una campaña destinada a reforzar los cuidados que debe tener la ciudadanía en el consumo de los alimentos, especialmente cuando no se puede garantizar la cadena de frío para protegerlos y la las precauciones a considerar cuando no se dispone de agua potable para el consumo y así evitar posibles riesgos en la salud.

Comunicaciones AChM